Obsesionario en Gris Mayor

¿A cuántas batallas?

miércoles, 20 de enero de 2010

Sintiendo el Cosquilleo

Debe ser la locura de este amor imprudente, o la culpa del calor de este verano, que hace que mis neuronas trabajen a mil por hora... también, puede que sin más ni más, solo me guste escribir (aunque lo segundo es lo más seguro).
En palabras simples, solo necesitaba descargar todo lo acumulado en 1 mes y medio de vacaciones, y que mejor manera, que plasmarlo en un blog donde la gente podría comentar y aportar sus opiniones... o puede que nadie comente, y se convierta en un monólogo, de cualquier manera, algo es algo.
Pero, es que dicen que dicen, que uno se aburre fácilmente de los blogs y solo duran algunos meses (optimistas) o días (pesimistas), o segundos (taquicárdicos). Yo entro en el grupo de los optimistas con tendencias taquicárdicas, pero siempre esperando lo mejor.
Con música en mis oídos y con el entusiasmo necesario me propongo a escribir, no necesariamente de lo acaecido en mis vacaciones, ni de lo que ocurrirá, sino de todo un poco, hablando recurrentemente de cosas innecesarias, pero que en fin son un rayo de luz en este mundo en tinieblas.
Puede que les haga ver nuevos colores, o tal vez no, pero la ironía está asegurada.

Escuchando: Y si te digo

0 comentarios:

Publicar un comentario