Obsesionario en Gris Mayor

¿A cuántas batallas?

viernes, 15 de abril de 2011

Sólo con ella

Quedándome sin sonrisas por el bien de los dos, hoy la realidad se presenta con más claridad, mi vida junto a la Esperanza no encuentra norte, así que sin sopesarlo dos veces y sin preguntarle siquiera a la Luna su opinión, le digo adiós y a mi modo.
Toda una vida con ella, escuchándola sin reprochar sus silencios, y ahora con la misión de tratar de olvidarla, con sus 15 mil encantos, es tarea que se acerca a la imposibilidad, tan así que el cometido del Inter de Milán de ganar al Schalke después del 5-2, se queda ínfimo y sin importancia.
Mi mundo de fantasías que alguna vez con ella construí y aquel camino de baldosas amarillas que quizás no fue el más bello, pero fue el que más veces caminé a su lado, se cae en pedazos, y sólo quedan los recuerdos.
Aunque, la elegiría nuevamente, y le cantaría coplas bajo su ventana hasta romperme la voz, pues sólo con ella detuve palomas al vuelo, y sólo a ella le dejaría elegir mi shampoo.
Sin sutilezas y sin miedo a las repercusiones que pueda acarrear, mi confesión de hoy: así como un aldehído en presencia del hidrógeno se reduce a un alcohol primario, mi vida sin tu sonrisa se reudce a nada.
Esperanzas. Con mi Corazón. Sin Daños a Terceros.

Escuchando: Todo lo que puedo decir

1 comentarios:

Puedo sentir la triteza en este escrito... que paso?? u_u
 

Publicar un comentario