Obsesionario en Gris Mayor

¿A cuántas batallas?

martes, 26 de enero de 2010

El Aire que respiro

Días sin escribir, culpa de lo poco monótono que fue mi fin de semana, bueno para mí, que así me distraigo y paso menos tiempo frente al computador, malo para ustedes, que no tuvieron nada bueno y tonto que leer.
Confesar que mis intentos casi-bélicos por cambiar el diseño del blog fracasaron sería muy humano, pues todos nos equivocamos, unos más que otros, pero en fin todos poseemos esa linda cualidad... pero más humano sería hecharle la culpa a otro.
Más no encuentro culpable a quien atribuirle mi falta de practicidad y destreza mental, por lo que declararé demencia.
La intención que tuve al actualizar el blog era para recomendar una música, y como no quería entrar de golpe cantando la canción, preparé el terreno con palabras y más palabras hasta forma una oración, luego junté esas oraciones, oraciones estúpidas, pero coherentes al fin.
Es movida y la letra es "más que historia, testimonio". Si son lo bastante curiosos y atentos comprobarán cosas interesantes.

Escuchando: Lamento Boliviano

viernes, 22 de enero de 2010

Y sigo enamorado

No, no pude resistirme, es que... hay tantas cosas por contarles y que me cuenten, tantos ratos y pasiones por vivir que no me he aguantado ni dos días y ya vuelvo con mis ganas de escribir.
No me culpen por mis arrebatos de locura que hacen que tenga la manía de escribir una entrada a las 9.20 de la mañana, es culpa de la sociedad, sí, de "ellos" que determinan lo que hay que hacer, pero yo les digo: ¡No! yo quiero escribir cuando quiera, quiero jugar un videojuego del 99, quiero ver Beverly Hills 90210.
Ya basta de osadías e ideas revolucionarias, y es que con tantos problemas que existen en el mundo las personas, no hacen otra cosa que rabiarse y criticar, en vez de dar soluciones a esos problemas, pero bueno, ideas mías para un mundo mejor.
Ya metido del todo en el tema de resistencias y oposiciones, no tengo mejor manera de salir de este embrollo que explicar la fuente de letra del blog, y sí, si han sido atentos y excéntricos, pudieron darse cuenta que todo el blog tiene una fuente de letra común que es: Georgia.
Nuevamente, no es mi culpa, esta vez es la del editor, que solo tiene fuentes de letras sosas, pero, como siempre, para gustos colores.
Ya sin nada más que decir, solo recordando que todos seguimos tan idiotas como siempre, nadie cambia, solo empeoramos o mejoramos, es así de sencillo, tan sencillo como la matemática.

Escuchando: Pingüinos en la cama

miércoles, 20 de enero de 2010

Sintiendo el Cosquilleo

Debe ser la locura de este amor imprudente, o la culpa del calor de este verano, que hace que mis neuronas trabajen a mil por hora... también, puede que sin más ni más, solo me guste escribir (aunque lo segundo es lo más seguro).
En palabras simples, solo necesitaba descargar todo lo acumulado en 1 mes y medio de vacaciones, y que mejor manera, que plasmarlo en un blog donde la gente podría comentar y aportar sus opiniones... o puede que nadie comente, y se convierta en un monólogo, de cualquier manera, algo es algo.
Pero, es que dicen que dicen, que uno se aburre fácilmente de los blogs y solo duran algunos meses (optimistas) o días (pesimistas), o segundos (taquicárdicos). Yo entro en el grupo de los optimistas con tendencias taquicárdicas, pero siempre esperando lo mejor.
Con música en mis oídos y con el entusiasmo necesario me propongo a escribir, no necesariamente de lo acaecido en mis vacaciones, ni de lo que ocurrirá, sino de todo un poco, hablando recurrentemente de cosas innecesarias, pero que en fin son un rayo de luz en este mundo en tinieblas.
Puede que les haga ver nuevos colores, o tal vez no, pero la ironía está asegurada.

Escuchando: Y si te digo