Obsesionario en Gris Mayor

¿A cuántas batallas?

miércoles, 31 de marzo de 2010

Un mundo mejor

Dejando de lado mi conservadurismo, y mi pasión por la cotidianidad -léase con seriedad-, hoy he dado un cambio brusco y radical, y sí, como se podrán haber dado cuenta, hoy no es martes.
No creo que mis ideas cambien por este hecho, dudo mucho que mi vida de un giro de 180º por este suceso, pero bueno, es noticia.
Merodeando por extrañas páginas web de grupos ya antiguos de música, me he encontrado con sorpresas gratas, por no ser empalagoso y decir maravillosas. Versiones nuevas de canciones viejas, son verdaderamente un placer para el oído.
Te hacen recordar de tiempos atrás, donde uno cree, que el mundo era un lugar mejor. Sin embargo, el mundo no cambia, cambiamos nosotros; pero, tampoco nosotros cambiamos, sólo nos volvemos más idiotas.
Aprovechando el cumpleaños de mi amigo René, que mejor que empezar a criticar, dejemos de pensar tanto y actuemos más.

Escuchando: Secretos

martes, 9 de marzo de 2010

Montones de momentos

Puede que hasta vuelvan las malditas golondrinas, pero mi vida continúa con su curso específico, y al tiempo sigue sin importarle mi estado de ánimo, mis días felices y mis signos ortográficos.
Con la misma mentaildad de siempre, la de buscar la felicidad y no parar hasta encontrarla, he de entender, aunque sea por golpes y patadas, que uno no siempre consigue lo que se quiere. Pero también he de comprender, que hay que saber ganar.
Y aunque puede, que este otoño las estrellas pasen desapercibidas, sé que yo seguiré igual... y sé que el tiempo no me defraudará.
Sin mucho que relatar y narrar de mi vida, he llegado a descubrir que soy altamente desordenado y aunque no me orgullezca eso, sé que no es mi culpa, pues yo dejo todo en un lugar, tan solo no me acuerdo en qué lugar.
Sin nada más metafórico e idiota que decir, hasta el próximo martes.


Escuchando: Tenía tanto que darte

martes, 2 de marzo de 2010

Me dediqué a Intentarlo

Ya en marzo y con noticias, como catástrofes que nos ponen a prueba, y victorias desconocidas de equipos que no tienen mucho peso en el mundo futbolero, pero que alegran aunque sea un rato nuestra existencia.
Pero seguimos como siempre... en la misma función, encerrados en la costumbre y con la misma incertidumbre. Y aunque hay momentos que desearíamos que durarán para siempre, el tiempo nunca juega de nuestro lado, y casi siempre de local.
Con la necesidad imperiosa de encontrar algo que hacer además de ir al colegio y sus derivados, he imaginado un montón de actividades que podría realizar, pero como siempre encuentro la manera para que ningún cometido me salga.
Buscando por ahí cosas interesantes que me motiven y que no me quitan la ilusión, sino que la alimentan... Julio Cortázar decía:
'La coma, esa puerta giratoria del pensamiento'
Esta frase: “Si el hombre supiera realmente el valor que tiene la mujer andaría en cuatro patas en su búsqueda.”
Analizemos... Si usted es mujer pondría la coma después de la palabra mujer, si usted es hombre la colocaría después de la palabra tiene.
Sin nada más gracioso y estúpido que contar...

Escuchando: Pudo ser un gran amor